La ansiedad es un estado de inquietud que altera el ser, induciéndole a maneras incorrectas de proceder y ha cuadros peores; surge del mal manejo de los temores.

¿Cómo me deshago de ella?
“Echando toda vuestra ansiedad sobre él, porque él tiene cuidado de vosotros”
1 Pedro 5:7 RVR60.

No se trata de saber o recitar este verso de memoria, lo que libera, más bien es ir a depositar la ansiedad sobre Jesús en Oración.

¿Cómo se hace ésto? A través de la Oración.
La Oración es terapéutica, esta consiste en una conversación diaria con Dios, donde la confianza y la fe en Él nos garantiza recibir sus respuestas, secretos que nos es revelado en la Palabra, según dice el devocional «Tiempo con Dios es Vida Viva» en su publicación del lunes 06 de abril, 2020.

Preguntémonos:
¿Cómo me ha cambiado la agenda, en este tiempo de crisis? ; ¿Qué provecho puedo sacar de ésto?

Es innegable el movimiento de oración que vivimos en éstos días, pero debemos de ser cuidadosos de no consolar el alma: pensamientos, sentimientos, voluntad, con las oraciones intercesoras a favor de otros. Estas son necesarias para la vida de la iglesia y la nación, pero no son suficientes para nuestra relación con Dios.

Debemos tener precaución de no descuidar nuestra intimidad con el Señor asumiendo como efecto calmante la oración por otros; recordemos que podemos hacer esto, sin dejar de hacer lo otro.

Es en la Oración íntima, donde podemos abrir el corazón sin guardar apariencias o callar verdades; ésto sólo se puede hacer a solas con Dios. Lo delicado de ésto es que fácilmente se puede descuidar.

Es a los pies de Jesús, donde podemos llevar nuestros temores, inquietudes y permanecer callados escuchando su voz. Esos pies, son un espacio y tiempo con Él, donde no cabe nadie mas que él y yo.

Es en la oración íntima donde Dios nos comparte sus intimidades y particularidades.

La buena noticia es que el lugar para depositar nuestra ansiedad, lo tenemos en todas partes, pues él nos ha hecho a nosotros sus templos,
“1 Corintios 6:19-20” y cerradas las puertas de sus habitaciones, es decir en nosotros mismos, podemos intimar con Él.

Todos tenemos la oportunidad, de dedicar tiempo de intimidad con Dios, todo consiste a qué le damos prioridad en la vida.

El Señor nos da la salida a no caer en cuadros de ansiedad, tomando sus consejos y poniéndolos por Obra. Por ejemplo, En el Salmo 23:1 dice:
«Jehová es mi Pastor, Nada me faltará» ¡Cuánto nos gusta este verso!

Apliquémoslo en el tratamiento de la Ansiedad:
-Creer que Dios me pastorea me garantiza que nada me faltará. Trabaja el temor de carecer.

¿Captamos lo que implica?
Va más allá de citar el verso y estar a la expectativa de que Dios me lo dará todo.

-No erremos
Aceptar a Dios como nuestro Pastor quiere decir, que no tenemos voluntad propia:
1- El Pastor lleva a las ovejas a Pastar donde él decide.
2- El Pastor las limpia; las corrige usando su bastón para llevarlas al camino cuando se desvían, entre otras tareas y éstas se dejan llevar.

Entonces, sólo comportándonos como ovejas, en sus manos, Nada nos faltará y nos cambiará la perspectiva de lo que realmente necesitamos.

Preguntas:
⁃ ¿Dónde recurro ir a contar mis ansiedades?
⁃ ¿Hago a Dios partícipe de mis temores?
⁃ ¿Aplico sus consejos aunque yo tenga otras ideas o maneras de pensar?

Oración:
En el nombre de Jesús; Perdóname Señor, por dedicar más tiempo a otros y a cosas personales que a mis conversaciones contigo; perdóname por contar mis temores a otros antes de ir a ti.

Decido venir ante ti y contarte mis temores y ansiedades uno por uno. Te pido que aquietes mi alma.

«Busqué a Jehová y él me oyó y me libró de todos mis temores»
Salmos 34:4 RVR60

Consejos:
1- Aparte un tiempo de calidad para contar a Dios sus ansiedades y temores.

2- Espere en Silencio y haga memoria de sus promesas.

3- Escriba en lugar visible aquella promesa que el Espíritu Santo le recuerde hoy, para leerla varias veces al día.

3- Cante una alabanza que sea consonante a esa promesa.

Espere en esta semana la serie de devocionales que le ayudará

a manejar los temores que generan ansiedad.

Sean Bendecidos.

Preparado por:
Pastora Beris Castellanos,
Para la Iglesia La Grey Ciudad Fiel

Write a comment:

*

Your email address will not be published.

Follow us: